Un Día de Pesca
 
Un Día de Pesca
 
Pasión por la Pesca
Álbum de Fotos
Un Día de Pesca
Guía de carreteras
Especies Pescables
Normas de Pesca

   
       
 
Era un día caluroso del mes de Junio, precisando más, sábado 29, justo el día antes de abrirse la veda del cangrejo. Por eso, durante el camino hacia el Escenario Deportivo-Social de la Ribera de Castronuño nosotros, (Javier, Sergio, Roberto y yo, que soy Alberto) íbamos comentando que habría gente en dicho escenario; pues estarían pescando carpas, para utilizarlas como cebo en los cangrejos al día siguiente. Pero no, cuando paramos el coche, nos encontramos con un panorama fantástico: estábamos solos, hacía un día fabuloso y el agua estaba tranquila. Después de quedarnos admirados por estas condiciones, cogimos nuestras cosas (nuestro pequeño equipo de pesca pero no por eso insignificante) y nos acercamos a los embarcaderos. Soltamos las cosas y nos dispusimos a hacer el engodo. Mientras Javier y yo lo hacíamos, Sergio y Roberto abrían y armaban sus cañas. Cuando repartimos dicha masa una vez terminada, nos separamos en dos grupos: Javier y Sergio en un embarcadero y Roberto y yo en otro. Esto lo hicimos para tener más recogidas las carpas y poder sacar mayor número, puesto que no disponíamos de gran cantidad de engodo.
imagen
Parada para comer.Todas las carpas fueron devueltas al agua.
imagen
Castronuño
imagen
 
Bueno, fue ponerse a pescar Roberto, echar dos bolas de engodo y sacar ya la primera del día (serían sobre las 10:30 de mañana). Eso hacía presagiar un buen día de pesca. En esos momentos Javi dice que se le había olvidado el maíz en casa y yo como buen amigo le dejé un bote. Después de tener todos armadas las cañas nos dispusimos a pescar. Roberto solo hacia que sacar y sacar (y eso que era la primera vez que venía, como también era la primera vez que pescaba a esta modalidad) mientras nosotros también sacábamos pero menos. Yo me lo estaba pasando muy bien pescando y además con el espectáculo que daban Javi y Sergio, me reía muchísimo. Esto era que Sergio en cuanto veía hundirse la veleta ya tiraba y no había manera de que clavara ninguna carpa. Todos le dijimos que le estaban chupando el cebo y que esperara a que le picara bien, pero él seguía con las mismas. Javi viendo como se nos estaba dando el día decidió ir al pueblo a por unos botes de maíz. En el camino, según nos contó, se encontró con un rebaño de ovejas que con las "ansias" de pescar casi atropella. Luego en el pueblo, dio unas cuantas vueltas hasta que encontró la tienda. Entonces preguntó que si tenían maíz en botes grandes y el tendero le dijo que no. A Javi se le paró el corazón, pero al decir el tendero que tenía pequeños, Javi respiró y volvió con nosotros.
Al poco tiempo de llegar Javi nos pusimos a comer. Hicimos recuento y Roberto era el que más había sacado con 11 y por lo tanto era el ganador de la veleta a la inglesa (por cierto estábamos pescando a la inglesa) que nos regalaron cuando compramos el engodo y decidimos que sería para el que más pescara. El segundo fui yo con 8, el tercero Javi con 5 y el último Sergio con 2. Comiendo, fruto del "pique" entre amigos, decidimos echar un mini-campeonato entre embarcaderos. Es decir entre Javi y Sergio (Team Ajujar) y Roberto y yo (Team "Los Bron´s"). Terminamos de comer y nos dispusimos a disputar el mini- campeonato entre nosotros.
Ampliar foto
.
 
 
Pronto Roberto y yo empezamos a sacar carpas cogiendo una buena ventaja. Vista esta ventaja, empezamos a picar a nuestros contrarios que en un abrir y cerrar de ojos nos empataron, para después de un rato ponerse por delante. La tarde estaba cayendo y el engodo se estaba acabando, por esto él número de carpas fue disminuyendo. Se mascaba la tensión entre las parejas y sé hacia todo lo posible para distraer al contrario. A Javi se le cae el desanzuelador y empieza a jurar, a Roberto se le enreda el hilo...

Ya quedaba poco para irnos (a las 19:00 de la tarde todo habría acabado) e íbamos iguales, ya no había engodo y el maíz empezaba a escasear en ambos equipos. Ese fue el momento en que Roberto saca una, ¡nos ponemos por delante!, Pero Sergio, en esos momentos engancha una, quedando empate.

Al caer la tarde: una foto y una risa. Fin de la jornada
imagen
Castronuño
imagen
Ampliar foto
.
imagen
 
Aguas tranquilas. El día era ideal para la pesca a la Inglesa
imagen
Castronuño
Ampliar Foto
.
imagen
Tras sacar la carpa Roberto se le hace un lío en el carrete y me deja solo contra los dos. Quedan 4 minutos y mi veleta se empieza a mover. Sergio y Javi me intentan poner nervioso, pero yo aguanto y aguanto y cuando veo hundirse la veleta, tiro. Al notar la carpa enganchada grito: ¡VAMOS! Roberto me dice que la saque tranquilo, pero quedaba menos de dos minutos. Javi y Sergio intentan ponerme más nerviso todavía sin conseguir frutos. Por fin la veo, hermosa carpa que nos daba la victoria. Roberto cogió la sacadora y la sacamos, 30 segundos escasos después se acababa el tiempo. ¡HABIAMOS GANADO!
Así acabo un hermoso día de pesca: Roberto 22, Javi 19, Sergio 15 y yo 19; en total 74. Lo apuntamos en los permisos de pesca, lo metimos en el buzón y volvimos a RIOSECO todos tan contentos. Detrás de nosotros quedaba una dura e inolvidable jornada de pesca

Alberto Rodríguez Gómez
"Tuna"
SUBIR
.